May 15, 2014

"Feelings will never go away" Los sentimientos nunca se van...















Feelings will never go away;  
they live in all of us, calmed like backwater, 
they make us believe that forgetting is possible.
But suddenly, memories come back…
 ...and along with them, all our emotions we thought dosed down, 
and they raise up with furious violence, stating once again, 
the great love we feel for that one we love.


Los sentimientos nunca se irán... 
  ...viven dentro de nosotros, 
apaciguados como en un remanso, 
haciéndonos creer que es posible el olvido. 
Pero de repente, vienen los recuerdos
y con ellos se despiertan todas las emociones que creíamos dormidas 
y se levantan con gran violencia, afirmando una vez más,
 el gran amor que sentimos, por aquel que uno ama.


February 16, 2014

Mi vida en el desierto de Atacama Copiapó.


Foto por: Beatrice Aguirre Zúñiga
Desierto de Atacama Chile © Beatrice Aguirre Zúñiga





















Durante los primeros 32 años de mi vida, siempre tuve la dicha de vivir en Cali y desde entonces he sabido cuanto la amo. No tuve la necesidad de salir de ella para sentirme orgullosa, feliz y apreciarla cómo la aprecio. Pero déjenme decirles que ahora que por primer vez estoy fuera, durante tanto tiempo, viviendo con tantas personas de diversos países, extraño como nada el sabor de mi tierra.
La gente ni se imagina el tesoro que tenemos en esta ciudad y la fortuna con la que contamos. 

Cali es una ciudad privilegiada; tenemos bosques, ríos, montañas, un clima increíble, viento refrescante a las cinco de la tarde con olor a jazmín, palmeras altas, puestas de sol con las siluetas de los farallones al fondo, la calidez del verano durante todo el año. 
Las Caleñas son cómo las flores (dice la canción) y vestidas van de mil colores. 

Estamos inmersos en una cultura al baile, a la salsa.  Cali es una ciudad muy sensual y muy sexual, donde la conquista a la mujer se hace a través de baile. Y esto, sobre todo esto, no se ve en otros lugares y vale tanto, que no tiene precio. 

Cali, ha sido una ciudad inspiradora para grandes artistas de las letras, del cine, la música, la pintura, la actuación,  pero lo mejor que tiene Cali es su gente hermosa, cálida, alegre, cariñosa, amable, buena onda, sencilla, serena, cercana, fiestera, que te brinda su ayuda, su amistad, su sonrisa, sin ninguna pretensión, más que la de naturalmente ser buena onda. Por eso la famosa y tan certera frase de la canción del grupo nicho que dice: "Cali es Cali, lo demás es loma".


March 16, 2009

Como cualquier día de la vida mía!





Despierto a diferente hora cada día
entre las 7:00 y 8:00 am.
Lo primero que hago
es observar por la ventana
los pájaros que cantan.
Luego, siento como el tibio sol en mi rostro,
suave me levanta.
Me gusta estirar el cuerpo de mañana,
para luego salir al jardín,
y saludar a Violeta y Susana.
Ellas son dos hermanas
que me abrazan con sus colores
por la mañana.

Me gusta el té y las tostadas,
pero a veces preparo pancakes con bananas.

Me alisto para el día
con un buen tarro de agua fría,
que guardo en mi mochila.
Uso casco, guantes, gafas,
y en bicicleta voy a dar a mi oficina.

Allí dirijo, planeo y organizo
la producción de imágenes
para usar en diarios, revistas y websites.

Al medio día me gusta volver a casa,
cocinar una pasta,
dormir un rato,
y regresar cuando me nazca.

Cada noche llego a diferente hora a mi hogar.
luego me acuesto en la hamaca,
pues allí es donde más me gusta estar.

Leo un libro que habla acerca de la enfermedad
pero ahora hasta inglés me he puesto a estudiar,
Pues es tan importante para dialogar, negociar
y un nuevo mundo poder conquistar.

El fin de semana me gusta conmigo estar
pero también adoro a mis padres visitar.
A mamá le gusta cocinar
y a papa no le gusta otra cosa más que alegar.

A mi hermano César le gusta mucho jugar
pero a mi lo que me encanta
es con él ponerme a charlar.

Me gusta la gente que anda sin afán,
pues mis amigos ya todos viejos están,
tienen hijos, compromisos y tantas cosas por pagar.

Yo por lo pronto disfruto de mi soledad,
sueño con los angelitos
y con toda una eternidad.

August 25, 2008

Escritos de luna llena


Por: Beatrice Aguirre / Enero 28 de 2005 11:52 pm

Cuando vivía en casa de papá

y habían noches de luna llena,
me gustaba ver como ella tímidamente,
se posaba sobre mi rostro enternecido.
Tenía en aquel entonces un cuarto pequeño,
la cama estaba dispuesta en la pared que daba a la ventana,
y para poder ver la luna a través de ésta,
yo tenía entonces que acostarme de manera contraria,
como si la cama y yo formaremos una cruz.
Entonces ponía yo la almohada bien sobre la pared,
los brazos en cruz bajo mi cabeza,
y así me disponía durante largas horas
a contemplar su radiante belleza.


Ahora vivo en otro lugar,
aquí duermo en un sofá, j
usto en frente mío hay una gran ventana,
y los rayos de la radiante luna
llegan presurosos a iluminar mi ser.
Ya no tengo como antes
que esforzarme por buscar su belleza,
ahora es ella quién cada noche
viene a buscar mi desnudez.

June 4, 2008

Mi primer actuación para cine

video

(Hecho con celular) 

Este fue un ejercicio hecho en clase con Pamillo, Andre y otra chica no recuerdo el nombre. También participamos en el Mobility Fest en el 2006.
Poseo talento!

No le atiné a ninguna nota

video

Me están preguntando que cómo puedo ser tan valiente de publicar esto y compartirme al mundo? Pues que carajo!  Todo tiene sus inicios no?
No le pegué fue pero a ninguna nota ole!

Someday there'll be

video

Una vez más...

May 19, 2008

Qué alegría saber que no eres una porquería



Para el Wilson.

Haré todo mi esfuerzo
para componerte un verso,
porque tú, mi querido menso,
no mereces menos de esto.

Me llena de alegría
saber que no eres una porquería
pues con esa zalamería
contigo hasta el fin iría.
Tu amistad y tu compañía
son una verdadera majadería.




June 12, 2007

Julián Viáfara



El esperado clásico en el Pascual

Hablando de ídolos, les contaré un poco acerca del mío. Pasado algún tiempo de verlo y verlo a través de la televisión, de buscarlo y buscarlo después de cada domingo en Internet, pretendiendo hallar de cerca sus mejores ángulos, perdón, sus mejores jugadas ¡llegó frente a mí un día la "Oportunidad".

Mi función a partir de ese entonces era estar cerca suyo para capturar sus más valiosos momentos, congelando e inmortalizando en el tiempo sus triunfos, ¡nuestros triunfos! Su alegría, ¡la alegría de todos!
Vaya suerte la mía, bienaventurado el momento en que decidí dedicarme a la fotografía. Y ahí estaba yo, como dicen, en primera fila. Mi primer domingo en el Pascual, rumbo al camerino, con toda la intención de fotografiar a mi ídolo de todos los tiempos, el excelentísimo arquero del conjunto escarlata, Julián Viáfara.
Tuve que atravesar por varios obstáculos, pues nadie me creía cuando yo decía: “soy la fotógrafa del portal de América y tengo a cargo la producción de imágenes del equipo”. Fue entonces cuando los jefes de seguridad que se encontraban en los tornos, se miraron entre sí y volvían la mirada hacia mí como con una risita burlona. Pasados unos segundos me dijeron: “ah! ah!  no! no! ‘niña’ usted no puede entrar.

Ahí se fueron varios minutos tratando de resolver cómo iba a entrar. Me mandaron de un lugar a otro, mientras desde las tribunas se escuchaba el furor, la adrenalina, lo apoteósico del momento, el clásico en el Pascual. Ya se avecinaba la salida del equipo al campo, la hinchada estaba lista, el juego pronto comenzaría, y mientras tanto yo me encontraba fuera con el enorme deseo de estar allí dentro.


Finalmente, casi resignada, aburrida y malgeniada, por fin lo había logrado! Ya estaba allí, en el campo de juego, con la emoción del alma preparándome para mi labor, cuando para sorpresa mía, el arbitro levantó los brazos y sonó un pito que daba el aviso a que toda esta historia culminaría aquí.


Fue entonces cuando el mundo pareció venirse encima mío, tanto esfuerzo y deseo para lograr entrar al estadio y ya todo el juego había terminado. Me sentí diminuta en medio de ese gran lugar, había mucha gente por todos lados, las tribunas cantaban y gritaban muy alto, los jugadores venían uno a uno entrando y se dirigían a los camerinos y yo no sabía ni para donde mirar, ni por donde caminar…

Cuando al otro extremo del campo, estaba él (yo en algunas ocasiones camino con dificultad y con algo de dolor) pues arranqué a correr como alma que lleva el diablo; eso sí, no sé ni cómo hice pero logré llegar hasta él con mi pasito tún tún.
Muy agitada, con las fosas nasales dilatadas y casi sin poder hablar le grité: Julián, Julián! Cuando él me miró yo le pregunté: me puedo tomar una foto con usted? Julián se acercó, me abrazó, yo me empiné y de este día sólo me queda ésta foto y el buen recuerdo en mi memoria. 

May 19, 2007

Autobiografía - Beatrice Aguirre Zuniga



Acerca de mi

Nací en la sucursal del cielo, en el país donde todo puede ser mejor, el Sábado 8 de Agosto de 1981 a las 5:38 de la mañana justo cuando el sol se posaba sobre Leo.

Cuando fuí concebida, estuve sometida a un alto porcentaje de testosterona, lo cual me hizo desarrollar habilidades y características muy masculinas en mi forma de ser. De niña me gustaban mucho las actividades para niños, jugar a correr por las calles, ser el capitán en gorritos, hacer banderazos con la bicicleta, entre otros juegos populares. 
Una rara y extraña combinación ya que desde ese entonces era amante de las artes. Me gustaba el baile, la pintura, el ballet, la música, etc. A mi mamá nunca le han gustado las artes, entonces nunca pude iniciar alguna actividad de éstas, solo hasta el día que papá y mamá decidieron separarse.
Yo tomé la decisión a mis 9 años, de seguir mi vida al lado de papá. La ventaja que eso me trajo, es que los hombres no se complican tanto, ellos hacen lo que deben hacer, financiar la parte economica y llevarlo o traerlo a uno sin ni siquiera reprochar o juzgar por qué si? o por qué no?
Y aquí vuelven a aparecer las contradicciones. Lo primero que hice fue empezar a entrenar patinaje, pero no el que yo quería (artístico) sino el que prefería mi mamá (
velocidad).
Allí estuve más o menos unos 4 o 5 años entrenando por las noches con mis amigos.
En la vida siempre hay cosas que uno no puede entender!!!




Durante la época del colegio fuí una persona muy seria, odiosa y a veces dura con mis comentarios, que aunque siempre eran sinceros, son cosas en las que uno debería ser más sutil, lo cuál yo no tenía.
A pesar de mi seriedad,  me sobraba lo burletera y dónde había recocha allí estaba yo.
Hice muy buenos amigos en ésta época de mi vida, muchos de ellos aún me acompañan en las buenas y malas, no sé como han hecho para tolerarme tanto y por tanto tiempo. Yo sólo espero poder seguir llenándolos de amor el tiempo que me quede por vivir. 

En el colegio tuve dos habilidades muy notables: "Las Artes y las Matemáticas" (vuelve y juegan los contrastes)
En ese momento no quise ser nada racional, yo no tenía definido que iba a estudiar, así que me dejé llevar por el instinto y la pasión y por fortuna acerté. Dí con lo que desde ese entonces iba a ser mi gran pasión.






Empezó una época dorada, Inicié mis estudios en diseño gráfico, aquí fue donde conocí de cerca todas la Artes. Durante mi carrera, simultáneo a mis estudios en diseño, empecé desarrollar otras actividades que me llenaban de goce y satisfacción. Lo primero que hice fue estudiar fotografía con el maestro Arley Acosta Uribe, y en Bellas Artes hice talleres de: expresión corporal, narración oral, ballet, coro, técnica vocal, trompeta como instrumento musical, y como actividad deportiva hacia gimnasia, natación, voleybol y patinaje.
Mi vida estaba llena de ocupaciones, iba a una velocidad tremenda, hasta que poco antes de culminar mi carrera (PLOPT) tuve un grave accidente que le puso freno en seco a toda esa revolución.
Mi vida dió un giro total, pasé de una velocidad extrema, a una quietud total.
Tuve fracturas en los brazos, las piernas, el pie, la columna y tuve heridas grandes en la cabeza, en el rostro, en el brazo, en la rodilla y en el pie. Lo bonito de todo esto es que te das cuenta quiénes son las personas que en verdad te aman y darían la vida por ti.





El respaldo es tremendo, tanto de la familia como de los amigos, fue aquí donde hice lo que antes no hacia, y tuve todo el tiempo para mis amigos y mi familia. Tal vez la vida me había estado pidiendo esto a gritos pero yo en mi afán por vivir, no lo había comprendido. Pasado 4 meses del accidente empecé a caminar de nuevo con algo de dificultad y con la ayuda de un bastón, aún cuando los médicos habían afirmado que lo lograría hacer después de un año. 

Bueno y la historia de mi vida cambia, aquí en medio de mi recuperación conocí ParqueSoft, un modelo genial de emprendimiento y espacio para los jóvenes que deciden arriesgarse a darle vida a los sueños que alimentan su alma. Entonces Emprendí con una idea de negocio en la cual ponía a flor de piel lo que me gustaba hacer, me especialicé en la construcción de fotografías publicitarias y empecé a viajar para constituir un stock de imágenes Latinoamericanas.



Ya llevo aquí 4 años de mi vida construyendo País, y es aquí donde quiero estar alimentando los sueños del alma mía.
Las actividades que en algún momento pude hacer, ya no las puedo volver a repetir, pero me llena de gran satisfacción, el haberlas hecho con gusto en cualquier otro momento de mi vida.
He encontrado muchas otras actividades apasionantes y ahora me dedico a la vida en el agua, al buceo y a observar la vida en las profundidades del mar.
En últimas y a todas estas, la vida siempre será hermosa, llena sorpresas, de contradicciones, de contrastes y de cosas que uno nunca logrará entender.



Beatrice Aguirre.